Lunes 01 de octubre de 2018

“La calidad y el estilo de López son innegociables”

Omar Panella, enólogo de la mítica y centenaria bodega López, nos explica en esta entrevista el clásico estilo, la vigencia, la forma de hacer vinos, los nuevos proyectos, y las particularidades de la que es sin dudas una de las empresas icónicas de la vitivinicultura, no sólo de Argentina, sino de América.

¿Cómo evoluciona el vino con el tiempo en botella?

Bodegas y Viñedos López, ubicada en Maipú, Mendoza, que fue fundada en 1.898, mantiene su particular y afamado estilo desde hace añares, sostenido en la calidad de toda su línea de producción, desde la materia prima, hasta la comercialización, pasando por la vinificación y el añejamiento de sus vinos. Es sin dudas un estilo clásico, pero vigente, particular, excelso…una marca registrada que logró trascender al tiempo y a las generaciones.

DVyV: ¿Cuál es su filosofía y la de López a la hora de idear un vino?

OP: Más allá de las exigencias del mercado, a las que siempre estamos atentos, partimos de dos preceptos muy claros: la Calidad y nuestro Estilo, que son innegociables. Es la filosofía que día a día inculcó José Federico López (hijo del fundador y gran impulsor de nuestros vinos finos) y que se mantiene hasta el día de hoy.

Permanentemente estudiamos y debatimos ideas y propuestas que van surgiendo. Luego, con aquellas de mayor potencial, iniciamos un largo camino de desarrollo: en el mundo del vino nada se logra en poco tiempo. Desde el equipo de enólogos y en conjunto con el Directorio delineamos el nuevo producto para luego avanzar definiéndolo integralmente, desde sus características enológicas hasta su imagen y comunicación. Así surgieron recientemente, por ejemplo, el Chateau Montchenot 1983 y nuestros Champagnes Montchenot Rosé y López Dulce, entre otros.

DVyV: ¿Cómo definiría el auténtico estilo López?

OP: Para explicarlo nos remontamos casi tres décadas atrás. La industria vivió en los ‘90 el comienzo de un cambio muy grande en el estilo de vinos que se producía en Argentina. Los “vinos del nuevo mundo” habían llegado para quedarse.

Bodegas López decidió mantener el método de producción, un estilo clásico basado principalmente en el uso de tonelería grande (toneles y cubas de entre 5 mil y 35 mil litros de capacidad) y no barricas de 220 litros. En ellos la superficie de contacto entre el vino y la madera es menor, por lo que la transferencia de aromas y aportes de la madera también lo es, lo que permite un mayor tiempo de añejamiento.

Procuramos obtener amabilidad en los taninos y redondez plena, lo que hace que el color de nuestros vinos posea tonalidades más claras, producto de ese añejamiento más extenso. También buscamos equilibrio en la madurez de las uvas, para que sus alcoholes ronden los 12,5 - 13 grados. En síntesis: vinos equilibrados, suaves, fáciles de beber.

Como dijimos, nuestro Estilo demanda más tiempo de guarda en tonel para lograr un añejamiento correcto y ese equilibrio justo entre vino y madera, dando prioridad a los descriptores varietales. De modo que hoy estamos comercializando, por ejemplo, del Montchenot 10 años (el clásico), la cosecha 2008. Todos estos factores hacen que el resultado sea un vino de guarda con un sabor particular y fácil de tomar, que expresa mejor todas sus cualidades luego de ser correctamente decantado.

Pero este Estilo no refiere sólo a vinos: Bodegas López ha trabajado desde el inicio en mantener una conducta comercial justa y clara. Mantiene para todos los clientes una lista de precios única, uniforme.

Es el legado que nos dejaron quienes nos antecedieron, mucho trabajo, esfuerzo, aprendizaje y convicción de seguir con nuestro estilo, “El Estilo López”.

DVyV: ¿Vinos varietales o vinos de corte?

Si bien el mercado tradicional se inclinaba por los vinos de corte, como el Federico López o grandes clásicos nuestros como Chateau Vieux y Montchenot, los varietales son una opción para apreciar las virtudes de cada uva. Las preferencias del mercado han fluctuado entre unos y otros, y desde nuestros inicios atendemos estas variaciones ofreciendo productos que acompañan el gusto del consumidor, pero siempre respetuosos de nuestro estilo.

DVyV: ¿Se puede concebir la idea de un vino de guarda sin el paso por roble?

OP: Claro que se puede. Sin ir más lejos, los tintos de nuestra línea Xero no tienen paso por tonel y poseen un potencial de guarda de 5 años o más. Incluso hay tendencias que abrazan esa idea: lograr vinos de alta gama, 100% libres de roble en cualquiera de sus formas.

Es así que nuestra decisión de siempre fue utilizar para el añejamiento grandes toneles, donde el aporte de la madera es mucho más suave, progresivo y menos agresivo que en las barricas, buscando vinos con mayor definición varietal.

No hay dudas de que el paso por madera aporta al vino complejidad. Pero hoy no es condición inexorable para obtener un buen vino de guarda.

DVyV: ¿Hay algún vino en particular de los que elabora que le dé mayor placer hacer?

OP: La pasión que ponemos en el trabajo está presente en cada uno de nuestros productos. Pero hay un vino en particular que posee una emotividad muy fuerte: Federico López tinto Gran Reserva cosecha 2.000.

José Federico López fue el gran impulsor de nuestros vinos finos, y sus hijos, nietos y bisnietos quisieron homenajearlo creando este corte de Cabernet Sauvignon y Merlot. Cada uno dio lo mejor de sí en su elaboración y estamos seguros que estaría muy orgulloso del resultado.

DVyV: ¿Qué es un gran vino?

OP: Mi opinión es que un gran vino es aquel que se convierte en clásico. Puede haber infinidad de modas pasajeras, pero sobrevivir al paso del tiempo, permanecer en el gusto del consumidor por décadas e instalarse en su corazón es algo reservado para muy pocos: esos pocos son, para mí, los que merecen ser considerados “grandes vinos”.

DVyV: ¿Qué fenómenos ocurren dentro de los grandes toneles que utiliza López para añejar sus vinos?

OP: En los toneles se produce un proceso de microoxigenación: esto es un proceso de intercambio de oxígeno a través de los poros de la madera, que permitirá que el vino desarrolle un bouquet particular, con la formación de los conocidos aromas terciarios. Esto contribuye a lograr mayor suavidad y redondez en los vinos.

DVyV: ¿Por qué los vinos de López tienen la particularidad de poder ser guardados en botella por muchos años (casi eternamente)? ¿Se debe a la pregunta anterior?

OP: En gran parte sí. Como reza nuestro lema: “El tiempo y la paciencia dedicados al añejamiento los ponemos nosotros”. Controlar y cuidar cada proceso y dedicar el tiempo necesario al añejamiento, tanto en tonel como en botella, nos permite obtener vinos que pueden transitar muchos años de guarda y entregar su mejor expresión al momento de degustarlos. Este tipo de vinos es necesario decantarlos con suficiente antelación (al menos una hora) para disfrutarlos en su plenitud.

Por Diego Di Giacomo
diego@devinosyvides.com.ar
Sommelier - Miembro de la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores

DeVinosyVides :: Portal especializado en el mundo del vino. Vitivinicultura, enología, bodegas, noticias y material especial.

Copyright 2014 - www.devinosyvides.com.ar - Todos los derechos reservados.