Lunes 29 de junio de 2015

Terruños de Argentina: Mendoza

Tercera entrega de nuestra saga de recorridos por los terruños nacionales. Y llegó el turno de la meca del vino argentino: Mendoza. Describiremos brevemente sus cinco oasis vitivinícolas: el Norte Mendocino, la Zona Alta del Río Mendoza, el Este Mendocino, el Valle de Uco, y el Sur Mendocino.

Terruños de Argentina: La Rioja, San Luis y San Juan

Norte Mendocino

Aquí encontramos las zonas de menor altura sobre el nivel del mar de la provincia, oscilando entre 550 y 700 metros. La irrigación del Río Mendoza es vital en sus suelos profundos, con poca pendiente y algo salinos. Las marcas térmicas promedian los 25 grados en el mes más cálido, y los 7 grados en el mes más frío, contando con cielos muy diáfanos. Esta región abarca el departamento de Lavalle, y parte de Maipú, Guaymallén, Las Heras y San Martín.

Su característica principal es la producción de vinos blancos, con variedades como Pedro Ximénez. Ugni Blanc, Chenin Blanc y Torrontés. En el caso de los tintos, se destacan Malbec, Barbera y, sobre todo, Syrah y Bonarda, con un carácter varietal distintivo y típico. Podemos nombrar como sitios relevantes Tres Porteñas, Plumerillo, Bermejo, Fray Luis Beltrán, Rodeo del Medio, Lavalle y Corralitos.

Zona Alta del Río Mendoza

Región ubicada en el Pedemonte, entre los 650 y los 1050 metros de altura. En este lugar, donde se asentaron las primeras bodegas, el principal afluente es el Río Mendoza. En general, sus suelos poseen presencia de cantos rodados, notorios a simple vista en algunas zonas. Es el sector más cercano a la ciudad capital de Mendoza, y posee una temperatura media anual de 15 grados. Las condiciones climáticas reinantes, permiten obtener vinos aptos para la guarda.

Esta importante región comprende las áreas de Lujan de Cuyo, Maipú, Guaymallén y Las Heras. Se destacan Vistalba, Las Compuertas, Perdriel, Cruz de Piedra, Lunlunta, Agrelo, Mayor Drummond, Las Barrancas y Chacras de Coria, sólo como ejemplos entre tantos. En lo referente a las variedades de uvas, entregan altos resultados enológicos Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Pinot Noir, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Semillón.

Este Mendocino

Es una planicie irrigada fundamentalmente por las aguas del Río Tunuyán. Incluye la parte cultivada de los departamentos de Junín, Rivadavia, San Martín, La Paz y Santa Rosa. Su altitud varía entre los 640 y los 750 metros sobre el nivel del mar, predominando los suelos más bien profundos, de origen eólico, de textura franco arenosa y areno limosa. El clima es templado, con un amplio régimen de horas de sol durante el año.

Se cultivan Tempranillo, Sangiovese, Barbera, Malbec, Bonarda, Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon, Chenin Blanc, Moscatel Rosado, Pedro Ximénez y Chardonnay, entre otras, sobresaliendo el sistema de conducción conocido como parral. Se destacan Medrano, Los Árboles, El Mirador, Alta Verde y Las Chimbas, entre otros muchos. En los últimos años, esta región denotó un progreso notable en materia vitivinícola.

Valle de Uco

Esta zona comprende las áreas de Tupungato, Tunuyán y San Carlos, con altitudes que varían entre los 900 y los 1400 metros. La temperatura media anual es de alrededor de 14 grados, con veranos cálidos y una marcada amplitud térmica, que puede llegar en un mismo día a una diferencia de 15 grados. Sus suelos son generalmente pedregosos, conviviendo con arena gruesa y algo de limo, de baja fertilidad y mayormente permeables. Llueve en el orden de los 300 milímetros anuales.

Se destacan La Consulta, Vistalba, El Peral, Eugenio Bustos, Altamira, Villa Seca, San José, Vista Flores, Gualtallary y Los Árboles. Sus cultivos, de excelentes resultados, se reparten en Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Semillón, Syrah, Tempranillo, Bonarda y Pinot Noir. La región se caracteriza por entregar una materia prima de una calidad superlativa y un perfecto balance.

Sur Mendocino

Allí se encuadran los departamentos de San Rafael y General Alvear, abastecidos por el Río Atuel y el Río Diamante. Sus alturas varían entre los 450 y los 800 metros. Sus suelos son aluvionales con presencia de calcáreo y un subsuelo pedregoso. Predomina como sistema de conducción el denominado espaldero bajo. Durante el verano, su temperatura promedio ronda los 23 grados, con un régimen de lluvias al año de 280 milímetros.

Las variedades principales son Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Sangiovese, Chardonnay, Chenin Blanc, Bonarda, Torrontés y Semillón. Esta zona incluye por ejemplo los distritos de Las Paredes, Cuadro Benegas, El Cerrito, Rama Caída, Villa Atuel, Carmensa y Cañada Seca. Además, en esta región se realiza en particular mucho turismo de rafting y kayak, fomentados por los numerosos diques existentes.

Por Diego Di Giacomo
diego@devinosyvides.com.ar
Sommelier - Miembro de la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores

DeVinosyVides :: Portal especializado en el mundo del vino. Vitivinicultura, enología, bodegas, noticias y material especial.

Copyright 2014 - www.devinosyvides.com.ar - Todos los derechos reservados.