Miércoles 20 de mayo de 2015

Proponen retenciones cero para todo el vino excedente exportable

Lo discuten las entidades con el Gobierno, que plantea la suspensión y no la quita. En tanto, un proyecto de ley apunta a generar incentivos, como subir los reintegros al 22 por ciento.

Al subsidio de $1 por litro de vino exportable siempre que en un 50% se compre a pequeños productores, ahora se suma otra herramienta que el sector privado y el Gobierno tratan de pulir para asegurarse una descompresión de los sobreestocks vínicos.

La nueva apuesta está vinculada a un viejo reclamo, la quita de retenciones, pero en forma selectiva: es decir, sólo para volúmenes efectivamente vendidos, al menos hasta que se coloquen en distintos mercados la cantidad de litros necesaria para tonificar los precios.

Sólo el blanco escurrido es una muestra de cuánto se han deprimido, ya que de un promedio de $2,70 que se pagaban en 2014, hoy difìcilmente el techo supera $1,80. Por eso cobra fuerza la posibilidad de constituír un esquema financiero que permita complementar el subsidio prometido al inicio de la vendimia con la exención del pago de retenciones.

“Despues de varias reuniones hemos avanzado en la figura de un Fondo Fiduciario, porque está claro que se necesita una salida para la situación actual”, señaló Eduardo Sancho, titular de Fecovita y referente de Acovi, para quien hay “receptividad”.

A 6 años del decreto presidencial que dispuso bajar la obligación al 2,5% y devolver $50 millones, las empresas toman con beneplácito la posibilidad de una exención a pesar de los requisitos.

José Luis Güerci, del área de grandes volúmenes de Peñaflor, lo resumió al admitir que, “si bien trabajamos desde comienzos de año con el subsidio a partir de la compra de 50% del vino que se necesita exportar, todo lo que ayude a vender sirve. Y más si se trata de la eliminación de retenciones”.

Planteado como una suspensión y no eliminación, el Ejecutivo provincial intenta mostrarlo a la Nación como un beneficio “atado” a la condición de un mejor precio para el productor, el criterio más valorado para otorgar un beneficio sectorial.

Pero ¿el costo fiscal es una piedra en el camino? “Es la medida más rápida y directa. Retenciones 0 no es comparable a la erogación que hace el Estado para revertir la crisis vitivinícola con otras segmentadas”, analizó el director de Vitivinicultura, Daniel Gallardo.

Las negociaciones avanzan en paralelo al ámbito legislativo. Es que en el Congreso espera tratamiento un proyecto en co-autoría de los diputados Julio Cobos (UCR) y Roberto Pradines (PD), con despacho de la Comisión de Agricultura, tendiente a eliminar las retenciones vitivinícolas, y a economías regionales en crisis.

Por un 22% de reintegros

“En un clima adverso como el actual, que una medida apunte a la competitividad es bienvenida”, aseguró Walter Pavón, de la gerencia de Bodegas de Argentina, sobre la propuesta que ya tiene el Ejecutivo provincial para elevar a la Nación.

Mientras tanto, otro proyecto de ley de Pradines, con apoyo de sus pares Cáceres (San Juan), Cornejo (Salta) y Martínez (La Rioja) apunta a crear un Programa de Incentivos tanto impositivos como previsionales, que también involucra al costo de transporte y flete, con la imputación a cuenta de aportes patronales y Ganancias del monto pagado (a determinar por kilómetros recorridos).

"El objetivo es incrementar no solo las exportaciones vitivinícolas sino también la competitividad respecto a la de otros países", dice los considerandos de la iniciativa que impulsa llevar los reintegros del 6% actual, a 22%.

Actualmente en la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja, el borrador tiene pedido el tratamiento preferencial, con o sin despacho de Comisión, en la próxima sesión del 27 de mayo. Así, con viento a favor, podría tratarse durante el mes de junio.

La propuesta consiste en devolver en partes iguales ese porcentaje: 50% "con cheque u orden de pago al exportador, quien podrá optar por imputarlo al pago de Contribuciones patronales", y el restante 50% a las arcas de Coviar, para financiar el Plan Estratégico Vitivinícola 2020.

¿Porqué 22%? A partir de un pedido hecho por la Corporación en 2012, según Pradines “con un dólar planchado y precios deprimidos se hace muy difícil colocar el vino, por lo que el único modo sería vía incentivos. Sólo el 11% que llegue al exportador equivaldría a un dólar diferencial”.

Asimismo, el legislador recalcó que, de no prosperar el proyecto elaborado con Cobos, el tema de la quita de retenciones puede incluírse durante el trabajo en Comisiones restringido a la actualidad del productor vitivinícola.

“La única manera de mejorar es sacar el vino que sirve vía incentivos, que también implican señales para invertir. Y para eso, lo primero es lograr la prefencia para ponerlo en debate”, finalizó.

Fuente: Diario Los Andes

DeVinosyVides :: Portal especializado en el mundo del vino. Vitivinicultura, enología, bodegas, noticias y material especial.

Copyright 2014 - www.devinosyvides.com.ar - Todos los derechos reservados.