Lunes 02 de octubre de 2017

Disminuyó el consumo de vino, pero ahora se toma de mayor calidad

El camino del consumo de vino en Argentina es inexcrutable. Por caso, según publica hoy diario La Nación se pasó de vinos de menor calidad a otros más sofisticados.

“Así fue como se pasó de un consumo per cápita de 77 litros por año en 1974 a los 24 litros actuales, según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV)”, de acuerdo al mismo matutino.

Los beneficios de la convertibilidad en los 90 permitieron importar tecnología y aumentar así su producción: los primeros frutos se vieron a comienzos de la década del 2000, con crecientes exportaciones y una considerable mejora en la calidad.

Para entender la magnitud de lo aquí referido, debe mencionarse que la Argentina es el séptimo país consumidor de vino del mundo, con más de 1000 millones de litros por año.

A su vez, está entre los 10 principales países en cuanto a producción de vino y ocupa la séptima posición a nivel mundial en lo que hace a superficie implantada de vid, con más de 225.000 hectáreas.

“La explosión del malbec y la sofisticación del consumo de vino han contribuido a que cada vez se consuma más en los rangos de precios más altos, pero en menos ocasiones. Como muestra de ello, basta una comparación: en 2005 se consumían 134 millones de litros de vino en damajuana, mientras que en 2014 esa cifra había descendido hasta 40 millones de litros”, insiste La Nación.

Fuente: MendozaPost

De vinos y vides :: Portal especializado en el mundo del vino. Vitivinicultura, enología, bodegas, noticias y material especial.

Copyright 2014 - www.devinosyvides.com.ar - Todos los derechos reservados.