Sábado 17 de noviembre de 2012

Bodegas de Río Negro: Infínitus, dueña del mejor Merlot de Argentina

El antiguo y super-prestigioso club inglés "The Wine Society", le otorgó esa gran distinción al vino alta gama de la bodega rionegrina Infínitus, que se encuentra a 3 kilómetros al oeste de General Roca, sobre la ruta 22, en el Alto Valle de Río Negro. Su dueño, Hervé Joyaux Fabre, nacido en Francia, creó esta empresa luego de haber fundado la bodega Fabre Montmayou en Mendoza. El Licenciado Mario Lascano, enólogo de Infínitus, nos brindó una amable entrevista.

Poseen plantadas 20 hectáreas de Merlot, 20 de Cabernet Sauvignon, 15 de Malbec, 5 de Syrah, 3 de Torrontés, y 3 de Semillón. Sus viñedos tienen entre 20 y más de 60 años de edad, lo cual ya nos puede ir dando una idea de la calidad del fruto resultante. Las cosechas se hacen en forma manual, cuidando meticulosamente los racimos. Luego, dentro de la bodega, las fermentaciones se realizan con las levaduras nativas que trae la uva desde el terruño, sin agregados extras.

Se vinifican tres líneas diferentes: los Infínitus bivarietales, que constan de un Semillón-Torrontés, un Cabernet Sauvignon-Merlot, y un Malbec-Syrah, todos ellos con un precio sugerido de $ 44. Luego, los Infínitus Barrel Select, que poseen entre 6 y 9 meses de paso por roble, conformados por un Malbec, un Cabernet Sauvignon, y un Merlot-Cabernet Sauvignon, con un precio sugerido de $ 75. Por último, el premiado Infínitus Merlot Gran Reserva, a $ 220 al público.

El Licenciado Lascano nos detallaba que en el vino blanco Semillón-Torrontés "previo a la fermentación, el 50% de las pieles del Torrontés tienen una maceración de 8 horas con el jugo, para extraer compuestos aromáticos, ya que es una uva que los posee en gran cantidad". Ese mismo procedimiento no es recomendable con otras cepas blancas, puesto que los resultados no son buenos, siendo el caso del Torrontés una de las excepciones.

En lo que respecta al galardonado Infínitus Gran Reserva, es un vino muy mimado y cuidado desde su nacimiento en el viñedo. Se trata de un 100% Merlot proveniente de vides que superan los 60 años, cosechado en la segunda quincena de abril, lo cuál es muy tarde para ésta cepa. Esto se hace para buscar grandes proporciones de compuestos cualitativamente importantes para el producto final. "Ya de por sí en la Patagonia el Merlot da granos pequeños y concentrados, cosechándolo tarde aumentamos esa concentración gracias a la disminución del agua del grano" afirma Lascano.

Los rendimientos por hectárea son acotados. Los racimos son seleccionados en las parcelas, cargados en pequeños canastos para que no se dañen, y luego las uvas atraviesan una segunda selección en la bodega, para que sólo los mejores frutos pasen a integrar el mosto. Una vez allí, se practica una sangría del 25%. Esa labor consiste en lo siguiente: en líneas generales, dentro de un depósito de fermentación, el 100% del mosto está formado por un 80% de líquido y un 20% de sólidos (fundamentalmente pieles de las uvas).

Al hacer una sangría, se elimina un porcentaje del líquido (en este caso el 25%), pero el porcentaje de los sólidos permanece igual, produciéndose de ese modo un aumento relativo de los sólidos en el total del mosto, con lo cuál existirán las mismas cantidades de pieles disponibles para macerar mucho menos líquido, resultando un vino muy concentrado y cargado de aromas, colores, y sabores. Este procedimiento se hace sólo cuando se busca obtener un vino de las características del Infínitus Gran Reserva.

Finalmente se le otorga una crianza en barricas francesas por 12 meses, se clarifica con clara de huevo (al estilo francés), y se embotella. Mario Lascano asegura que "es un vino para ser bebido fuera de las comidas, en el sillón con un habano, o con un chocolate. Es jugoso, concentrado, es otra clase de vino", y también que "la idea es que la persona que lo beba pueda estar durante un largo tiempo con el vino en la copa descubriendo distintas capas de aromas y sabores que lo sorprenderán."

Lascano además nos brindó como dato que el Infínitus Gran Reserva puede ser añejado perfectamente durante 12 años. Y sobre el final de la entrevista nos comentó como primicia que posiblemente en 2013 la bodega vuelva a elaborar espumantes, lo cuál hace más o menos 9 años que no sucede. Ojalá así sea, ya que de seguir la línea de los demás productos de Infínitus, va a ser sin ninguna duda otro motivo de orgullo para Río Negro.

Por Diego Di Giacomo
diego@devinosyvides.com.ar
Sommelier - Miembro de la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores

DeVinosyVides :: Portal especializado en el mundo del vino. Vitivinicultura, enología, bodegas, noticias y material especial.

Copyright 2014 - www.devinosyvides.com.ar - Todos los derechos reservados.