Martes 21 de octubre de 2014

Música y vinos hermanados en Mendoza

El pianista Julio Mazziotti llega mañana a la Sala Mayor con el concierto “Piano & Wine”, en el que propone una singular relación entre sus creaciones musicales y la bebida nacional, con degustación incluida.

Desde que se lanzó como solista en 2001, la carrera del mendocino Julio Mazziotti ha ido en creciente ascenso y hoy es un talentoso intérprete y compositor reconocido en Europa y los Estados Unidos.

Giras por Los Ángeles, San Francisco, Denver, Austin, Nueva York, entre muchas ciudades del país del Norte, así como otras tantas de Italia, Suiza y España, han ido armando el mapa creativo de este músico empeñado en trascender fronteras pero que siempre tuvo a Mendoza como su punto de retorno, como su lugar en el mundo.

Precisamente en España se gestó la idea del concierto que mañana, desde las 21.30, presentará en el Teatro Independencia. Unir música y vino con el propósito de intensificar ambos placeres, pero no como un hecho gratuito sino hasta avalado por expertos catadores, enólogos y musicoterapeutas luego de numerosos estudios científicos.

Lo cuenta él mismo: “En diciembre del año pasado yo estaba en Madrid, en una gira de conciertos por España. Allí me escuchó Beatriz de Pablo Martín, directora de la empresa Enocultura Tour, y fue ella quien me propuso la idea de estos conciertos que unieran la música y el vino, cosa que yo acepté encantado pensando como mendocino y en la posibilidad de hacerlo en mi provincia”.

La prueba fue primero en España, donde Julio Mazziotti realizó cinco conciertos de este tipo con una excepcional respuesta de público.

Mendoza era destino obligado luego de los aplausos europeos y aquí estamos: tres conciertos comenzando por el de esta noche en el Independencia y continuando el próximo sábado en la Casa Burgos de San Rafael y el miércoles 29 en el Teatro Español de Santa Rosa.

En cada uno de ellos, una vez finalizado el concierto se ofrecerá una degustación de vinos y cavas de alta gama.

Temas propios

Julio Mazziotti es un músico de larga trayectoria. Y, aunque estudió en la UNCuyo, bien puede considerarse un autodidacta en el terreno compositivo.

Alguna vez estuvo asociado a bandas de música más rockeras, otras al quinteto La Veta que fusionaba jazz y música clásica, pero fue con el dúo Dos a la Medianoche junto al saxofonista Javier Casetti con el que su veta compositiva empezó a iluminarse y que derivó en un fructífero proyecto en solitario con el que estuvo más de cinco años tocando en el Museo de Arte Moderno para luego saltar al mundo.

“Yo me defino como un músico neorromántico”, nos dice Mazziotti. “Hago música original para piano y trato de dejar en cada concierto un mensaje de optimismo y esperanza, que la gente se vaya en un estado de alegría”.

Y aclara: “No es música new age como dicen algunos. No tengo nada contra esa música, pero mis temas son tanto para relajarse como para reactivarse. Hay composiciones rítmicas muy movilizantes junto a otras más plácidas e intimistas”, asegura el músico que, en febrero de este año, realizó junto a la también pianista y compositora estadounidense Suzanne Ciani (ganadora de un Globo de Oro y 5 nominaciones al Grammy) un concierto en el Teatro Independencia con gran repercusión y elogio del público y la crítica especializada.

Cinco discos

Como solista Julio Mazziotti ha editado cinco álbumes y va camino al sexto.

Los títulos: “Un nuevo día” (1997, grabado en Buenos Aires), “El último héroe” (2001), “Antología de un guerrero” (2005) y “La llave de la próxima puerta” (2009) grabados en Mendoza, y en 2011 presentó “El amo de las hadas”, que grabó en California.

También hizo en los Estados Unidos un compilado de temas para piano junto a otros grandes como David Lanz, Lisa Downing, etc.

Todos ellos llevan impreso un estilo fácilmente reconocible, con toques impresionistas, un viaje sonoro hacia territorios donde la poesía logra convertirse en lo que siempre quiso ser: música.

Así “La llave de la próxima puerta” fue definido por el mismo Mazziotti como “un disco orientado a aquellas personas predispuestas a dejarse llevar por los sonidos del piano, como si estuviesen escuchando cuentos o historias que los transportarán a lugares y épocas remotas, liberadas a la imaginación de quien las escucha”.

Y de “El amo las hadas” dijo: “son composiciones con el clima cálido e intimista de los cuentos de hadas que conocemos desde la infancia”.

Todo ello habrá en el concierto de mañana, donde recorrerá temas del pasado, del presente, y del disco que está próximo a grabar este gran pianista y docente que, además, es marido y padre y que desde los 4 años estaba convencido de que llegaría a ser músico.

Nota de cata

El concierto de mañana en el Teatro Independencia está organizado por Enocultura Tour Europa como un evento turístico y social basado en la relación entre la música y el vino. De hecho, luego del espectáculo se ofrecerá a los asistentes una degustación de vinos y cavas de alta gama.

Esta hermandad ha reunido durante meses a expertos enólogos y profesionales de la Musicoterapia en una serie de estudios y observaciones cuyas conclusiones son más que interesantes.

La música, en el caso que nos toca la de Julio Mazziotti, es la que consigue el objetivo del proyecto: transmitir emociones positivas a los asistentes, liberando en el hemisferio derecho (alfa) del cerebro, las hormonas encargadas de las percepciones y los sentimientos. Al ser la dopamina la hormona principal que se libera durante el concierto de nuestro pianista, podremos comprobar que, después de escuchar sus composiciones, nuestra percepción en las notas de cata de un vino queda modificada.

Hay muchos referentes escritos en blogs y prensa de asistentes y periodistas que han vivido esta experiencia de sensaciones únicas durante la celebración de “Piano & Wine”.

Fuente: Diario Los Andes

DeVinosyVides :: Portal especializado en el mundo del vino. Vitivinicultura, enología, bodegas, noticias y material especial.

Copyright 2014 - www.devinosyvides.com.ar - Todos los derechos reservados.