Viernes 02 de septiembre de 2016

¿Cuál fue la primera marca registrada de Argentina?

Se trata sin dudas de una de las bebidas clásicas argentinas, con cientos de años de historia, y con un “récord” no conocido por muchos: haber sido la primera marca registrada de la historia del país.

Tal como informa el Instituto Nacional de Tecnología Industrial, los orígenes de las marcas y patentes en la Argentina se remontan a 1864, año en que fue promulgada la Ley de Patentes. En 1866, en pleno crecimiento del modelo agroexportador, se concede la primera patente de invención argentina a Antonio Carcenac y Santiago Barrere por un invento para la conservación de cueros, lanas sucias y sebos.

Diez años después se sanciona la Ley de Marcas, cuando tan sólo siete países poseían legislación marcaria. Al año siguiente, la Argentina registra la primera marca nacional, la “Hesperidina”, un licor con “propiedades curativas estomacales” inventado y fabricado por Melvine Sewell Bagley, un inmigrante de origen norteamericano.

Obviamente, este señor Bagley, es ni más ni menos que el mismo de las galletitas y los chocolates. La Hesperidina es una bebida argentina a base de corteza de naranjas amargas o agrias, y dulces de frutos inmaduros los cuales tienen gran contenido de flavonoides (hesperidina, neohesperidina y narangina). Su sabor es suave, dulce, y se la suele mezclar con agua tónica, gaseosa de lima y limón, o con diferentes cócteles.

El Doctor en letras Pedro Luis Barcia, transmitió el siguiente relato: "El viejo Bagley, el que fabricaba las galletitas, norteamericano de origen, inventó esta bebida y la llamó Hesperidina, porque el mito dice que cuando los griegos navegaban por las costas de Valencia, las naranjas, en medio de las hojas verdes, parecían frutos de oro, frutos de oro del jardín de las Hespérides. Y como estaba hecho con cáscara de naranja lo llamó Hesperidina. Lo curioso es que era una bebida común en los boliches del siglo XIX. No precisamente el vino tinto, que es muy posterior. Primero fue la ginebra, después la Hesperidina, y luego el vino tinto”.

El nombre de esta bebida recuerda al jardín de las Hespérides, ya que en las islas donde se encontraba tal jardín se encontraban también mágicas o doradas manzanas custodiadas por las Hespérides. Tales "manzanas doradas" serían las naranjas que, acorde el mito griego, solo Hércules pudo llevar a lo que hoy es Europa.

E inclusive, mucho antes que la Coca Cola hiciera lo propio, Bagley registró también la particular forma de sus botellas de Hesperidina.

Por Diego Di Giacomo
diego@devinosyvides.com.ar
Sommelier - Miembro de la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores

DeVinosyVides :: Portal especializado en el mundo del vino. Vitivinicultura, enología, bodegas, noticias y material especial.

Copyright 2014 - www.devinosyvides.com.ar - Todos los derechos reservados.