Lunes 05 de febrero de 2018

El 2018 será el año para el vino chubutense

Se comenzará la promoción de las 5.000 botellas producidas en 2017 y también su comercialización. Se espera triplicar la producción. En marzo ya está prevista la apertura de la primera Tecnicatura en Enología y se potenciará la Ruta del Vino con diferentes eventos a lo largo de todo el año.

Después de un trabajo que llevó entre 8 y 9 años, con las pruebas, la siembra, cosecha y posterior producción, el 2018 se perfila como el año para los productores de vino de Chubut, una actividad que tomó un impulso en el último tiempo, incluso con la conformación de la primera asociación vitivinícola, localizada en la Cordillera.

Lo que antes se concentraba en un grupo reducido que exportaba su producción, hoy se ha convertido en algo de mayor organización y perspectivas a partir de diferentes iniciativas. La Asociación Más Austral agrupa actualmente a 28 productores de toda la provincia. Recién a fines de 2017 se pudo obtener la primera producción con 5.000 botellas.

Consolidación

Hoy, ya con el producto en mano, comenzará el trabajo para consolidar la actividad vitivinícola como una alternativa real en la economía chubutense. No solo desde su comercialización, pensada hoy fundamentalmente para el mercado externo, sino también desde su asociación con el turismo. El denominado agroturismo, que hoy está tomando cada vez más fuerza a través de la Ruta del Vino y la posibilidad de visitar las bodegas.

Solo en enero se desarrollarán tres actividades. En una misma semana con fecha a definir habrá una degustación, se realizará una capacitación para mozos y profesionales de la hotelería. La intenciones es que todos los meses haya degustaciones. También habrá otra presentación en la Cordillera, con un evento sobre el Lago Futalaufquen.

De las 5.000 botellas, cerca de 3.000 serán utilizadas para la promoción y eventos. El resto tal vez pueda comenzar a comercializarse. Y las expectativas es que en 2018 se pueda triplicar la producción y llegar a las 15 mil botellas.

Tecnicatura

Los desafíos sin embargo no se agotan allí. Para marzo está previsto abrir la Primera Tecnicatura en Vitvinicultura y Enología en la provincia, con certificación a nivel nacional. La carrera tendrá sede en Esquel. Ya están los primeros inscriptos y solo falta un “gancho” en el expediente para que desde Educación autoricen la nueva carrera. El lugar elegido será el Institutio de Formación Profesional 815 (ISET). La idea en caso de que todo salga es llegar con la carrera a Sarmiento en 2019 y luego de acuerdo a los resultados, expandirlo hacia los territorios en donde hay tierra fértil para los viñateros.

Para abril está prevista la Fiesta de la Vendimia. Allí se montará una actividad donde se cursará invitación a periodistas especializados del ámbito nacional e internacional, para desgustaciones y difusión de los vinos patagónicos.

A ello se le suma un viaje previsto a Nueva Zelanda, donde habrá un intercambio con productores de allá, y también con las universidaddes locales. El viaje surgió a partir de la embajada del país de Oceanía y servirá para capacitación, pero también como estudio de futuros mercados de exportación.

En el mismo sentido pero dentro del país, varios productores estarán visitando por segundo año consecutivo las bodegas de Mendoza, una de las provincias pioneras y con mayor desarrollo vitivinícola de calidad.

Expectativas

En diálogo con el Económico, el presidente de la asociación vitivinícola Más Austral, Camilo De Bernardi, aseguró que “la actividad va en contra de lo que hace el país y el Gobierno Nacional. La actividad va creciendo y va más allá de las políticas a nivel nacional y provincial. Está complicado el país. Nosotros vamos para adelante, 2018 es nuestro año, el año que nosotros podemos volcar lo que hicimos durante 8 años ya, será el octavo año, para algunos el 9º, y volcar la experiencia en mostrar lo que hicimos y ya tener el producto en la mano, que no lo teníamos el año pasado. Tendremos el producto y una parte se va a comercializar seguramente en 2018”.

El productor viñatero aseguró además que las perspectivas podrían mejorar ostensiblemente de cara a 2019, con la incorporación de plena producción con Sarmiento. Tenemos previstas para 2018 15.000 botellas y una vez que se meta Sarmiento, cambia la historia, porque tendrán como 200 mil botellas más”.

La bandera insignia cubre dos objetivos fundamentales: por un lado llegar al comercio exterior a través de la marca de la Patagonia y del vino más austral del mundo. “Siempre el laburo nuestro fue apuntado a la alta gama, primero por la escases de uva que tenemos. Tenemos poca producción y apuntamos a un mercado más chico para poder cubrirlo bien”.

Por otra parte y como parte de esa misma búsqueda, “vamos a volcar toda la producción de 2017 que es entre todos unas 5.000 botellas a la difusión y dar a conocer los vinos nuestros. Esto a partir de 2018”.

Por último, la Ruta del Vino tiene el agregado este año que se podrá visitar a distintas bodegas en Paso del Sapo, Gualjaina y el resto de la Cordillera que ya están preparadas para recibir al público y dar a conocer además los viñedos de la zona. Son en total cinco las que ya están habilitadas al público, algo que el año pasado no había ocurrido porque no estaban preparadas para recibir al turista.

Fuente: Diario Jornada

DeVinosyVides :: Portal especializado en el mundo del vino. Vitivinicultura, enología, bodegas, noticias y material especial.

Copyright 2014 - www.devinosyvides.com.ar - Todos los derechos reservados.